lunes, 31 de enero de 2011

Mad Men Style

Hace tiempo que esta entrada rondaba mi cabeza. Cada vez que veía un nuevo capítulo de esta serie americana pensaba: "estos looks se merecen una entrada en mi blog" y aquí está mi pequeño homenaje al Mad Men Style.



He de reconocer que cuando empecé a ver la serie no me gustó mucho. El papel de la mujer en el mundo laboral, relegada ante la figura masculina, aunque probablemente fiel reflejo de la época, me producía bastante desagrado. Pero de repente un día ví un capítulo en el que las cosas habían cambiado, las protagonistas femeninas estaban evolucionando e iban adquiriendo el tan merecido espacio y reconocimiento en el ámbito laboral. El rechazo del principio había desaparecido y pude disfutar de la serie.

He de reconocer que soy de esas fanáticas que ve todas las series americanas en V. O. S porque creo que el doblaje resta realismo y así aprovecho para practicar mi inglés. Repentinamente un día me dí cuenta de que me quedaba tan boquiabierta con los estilismos que llegaba a perder el hilo de los diálogos. La serie era un auténtico escaparate con el mejor de los escenarios: mi adorada Manhattan.


Dejando a un lado los galantes personajes masculinos impecablemente trajeados, todas las protagonistas femeninas son interesantes y complementarias, sus caracteres y sus estilismos van unidos de la mano.



Sin duda alguna, me quedo con la impresionante Betty Draper encarnada por la actriz January Jones.


Su estilismo, siempre impecable, sigue la estela del encantador New Look de los 50 e inevitablemente evoca a la flamante Grace Kelly.





Cada vez que el personaje aparece en la pantalla no puedo más que analizar cada uno de sus detalles y relacinarlos con una tendencia vintage muy en auge en estos días.

Desde sus looks más cándidos, con vestidos que marcan el talle de la cintura para después perderse en faldas de inmenso volumen, hasta los más seductores con escotes en pico y transparencias, pasando por los más elegantes, de líneas rectas y colores pastel, Betty Draper siempre luce perfecta.





Mis looks favoritos son aquellos en los que Betty viste glamurosos vestidos ceñidos a la cintura y con faldas voluminosas como el de la imagen que sigue, en rojo y con grandes estampados florales. 



Igual de interesantes me parecen los outfits más funcionales como el de las siguientes imágenes, donde el personaje luce un look muy en auge en estos días con leggings de montar, botas camperas y abrigo camel.







No puedo dejar de destacar la fantástica adaptación de los peinados y maquillajes que reproducen las tendencias estéticas de los finales de los 50 y principios de los 60 y que hemos recuperado desde hace un par de temporadas, como por ejemplo las ondas y volúmenes en el cabello y respecto al maquillaje las uñas y el carmín rojo o el delineado rasgado de los ojos.










A los estilismos no les falta detalle: rebecas de punto, pañuelos de raso, salones de colores, accesorios dorados, perlas, bolsos bowling o carteras de mano. Para las adictas a la moda Mad Men reúne, además de una fantástica trama, un maravilloso escaparate donde poder admirar las magníficas tendencias de la moda de finales de los 50 y poder adaptarlas a nuestros looks en estos días en los que lo vintage vuelve a ser protagonista.

viernes, 28 de enero de 2011

The Body Shop. Body Butter

Hoy vengo a hablaros de un producto para el cuerpo que me encanta: las mantecas de The Body Shop.


He de confesar que tengo cierta predilección por esta marca, varios de sus productos han pasado a encabezar mi lista de favoritos y espero ir dedicándoles un hueco en el blog, pero las mantecas corporales puede que ocupen el primer puesto en el ranking y por eso quería empezar por ellas.

Tengo la piel del cuerpo extremadamente seca, tanto que, en determinadas zonas como las piernas, si no la hidrato a diario se me empieza a escamar. Así que hace años empezó a obsesionarme la hidratación y comencé la búsqueda del producto perfecto.

Al principio usaba lociones hidratantes y body milks pero no terminarban de convencerme. Los encontraba incómodos, demasiado líquidos, me daban sensación de frío y sentía que no terminaban de aportarme la hidratación que mi piel necesitaba.

Después descubrí las mantecas corporales. Su textura me convenció. Mucho más untuosa y densa, me aportaba mayor hidratación. He probado las versiones que ofrecen varias marcas como Sephora, Botegga Verde o Lush pero indudablemente mi favorita es la Body Butter de The Body Shop.



Este producto viene presentado en un bote circular que cotiene 200ml y su precio es de 16€. Quizás el precio pueda parecer elevado pero el producto cunde muchísimo. Con poca cantidad hidratamos todo el cuerpo porque, a pesar de ser densa, es muy fácil de extender, aporta una hidratación duradera y se absorbe fácil y rápidamente.



Si hay algo que me gusta tanto o más que su hidratación es su olor, muy intenso y duradero.

La marca nos ofrece una amplia variedad de aromas: fresa, cereza silvestre, cacao, oliva, papaya, coco, mango, karité...

Mis favoritas son dos: mandarina y moringa.





Suelo usar la de moringa, de aroma más dulce y romántico, en los meses de primavera, otoño e invierno y la de mandarina, más fresca y ácida, me gusta para el verano.

El compañero ideal para estas mantecas es el gel de ducha.


Los geles de ducha de The Body Shop vienen presentados en botes de 250 ml. y cuestan 6 € aunque puntualmente podéis encontrar envases de edición limitada de 700ml. Se trata de geles altamente hidratantes que no contienen jabón, de manera que son muy suaves para la piel y su aroma también es muy intenso.

Me encanta ducharme con el gel del mismo aroma que la manteca. Tras la ducha me extiendo la manteca y después el baño, media casa y  yo estamos impregnados del sugerente olor.



Para mís estos dos productos son los compañeros perfectos para conseguir una piel limpia e hidratada y disfrutar de unas duchas reconfortantes. Además de cumplir la labor de cuidar la piel los embriagadores olores son muy sugerentes y me aportan un relax renovador.


lunes, 24 de enero de 2011

Let´s Go Shopping!!

Tras días alejada del mundo de la red, por fin he regresado. Esta vez quiero compartir mis últimas adquisiciones, así que:  Let´s go shopping!!

Como había prometido no sucumbí a la tentación de las rebajas, o al menos no de la forma tradicional. Pero ¿cómo no aprovechar la comodidad de estar sentada en mi sofá, bajo una cálida manta y con el netbook entre mis manos para olisquear las rebajas en la red? Y la experiencia me recuerda a aquello de veni, vidi, vincit... ¡¡Triunfé!! No he tenido que sufrir las eternas colas: colas esperando a que abran las tiendas, colas para pasar a los probadores, colas para pagar en caja... Indudablemente, el mejor invento del mundo: ¡¡¡las compras por internet!!!.

La primera web que visité fue la de Zara y, al contrario de muchos comentarios que he leido en Facebook, a mí me salió bien la jugada y me hice con los tan deseados salones de leopard print. Llegaron a mi casa tres días después y ya han sido oficialmente estrenados.


Después visité la página de Mango. La verdad es que fuí directa a por una falda y tuve la suerte de que aún estaba disponible. El pedido se demoró más de una semana, pero ya está en mi armario esperando la ocasión perfecta para ser estrenada.


Estuve un par de días buscando una parka verde militar, imprescindible esta temporada, y al final la conseguí en la web de Kiabi. No tardó mucho en llegarme y ya la he puesto en un montón de combinaciones, es una prenda muy versátil que no puede faltar. No me acordé de guardar la foto en su momento y ya no está disponible, así que os dejo la imagen de ésta de H&M que es prácticamente igual.


La única parte negativa de mi jornada de compras fue que, como de costumbre, acabé picando en la nueva temporada. Por mucho que me mentalice de que estas fechas son para comprar rebajas y que no debo picar con la atractiva pretemporada siempre me doy de bruces con algo tan, tan apetecible que termino sucumbiendo. Los culpables fueron estos botines de Zara.


Estas han sido mis compras online. ¡¡Estoy segura de que las rebajas os han cundido tanto como a mí!!


viernes, 7 de enero de 2011

Rebajas

Hoy probablemente sea un gran día para muchas de las adictas a la moda. ¡¡Empiezan las rebajas!!

Personalmente, aunque me gusten las rebajas, odio los primeros días: aglomeraciones, colas eternas en los probadores -por no hablar de las cajas-, todo descolocado...¡¡Un caos total!! 

Para mí las rebajas tienen su encanto una vez pasada la primera semana de la vorágine. Puedo ojear más tranquilamente, ir de una tienda a otra valorando qué es lo que más me convence, probar con calma y pagar sin esperar una cola kilométrica.

Es cierto que si quieres comprar algo concreto puede que te quedes sin ello si no vas el día siete pero, si no es así,  yo opto siempre por esperar una semana. Suelo encontrar cosas más interesantes y disfruto de mis compras.

Además con el fantástico mundo internet las cosas están cambiando. No hace falta pegarse el madrugón o hacer colas, basta con encender el ordenador y seleccionar. No puedo dejar de imaginarme como serán las rebajas de Zara Online...

Hay para quien ir a las rebajas el día siete es todo un ritual. Conozco a gente que organiza el día con sus amigas como una auténtica maratón.

Para todas aquellas que habéis esperando ansiosas hasta hoy para hacer acopio de nuevos objetos de deseo: ¡¡Feliz día de rebajas!!


miércoles, 5 de enero de 2011

Zapatos Leopard Print

Hoy he querido dedicar una entrada a dos de mis debilidades: los zapatos y el leopard print.

Como ya os avancé en otro post, la adicción a los zapatos se la debo a mi padre. Desde pequeña, veía como se detenía ante las zapaterías y analizaba cada modelo. Cuando se hacía con un nuevo par lo mimaba limpiándolo como si se tratara de un ritual. Cuidaba todos sus zapatos y los mantenía prácticamente nuevos a pesar del uso o el paso de los años. Este gusto por el calzado se lo contagió a mi madre. Cuando llegaba una ocasión especial mi padre le regalaba un par de bonitos zapatos. Yo he heredado esta tradición y desde años, mi regalo de Navidad son unos zapatos.

Mi debilidad por el leopard print comenzó hace mucho tiempo y está relacionada con una serie de televisión: The Nanny.



Hace ya algunos años veía esta serie y la protagonista y su madre lucían un montón de looks cargados y recargados del estampado animal.Cuanto más lo veía más me parecía una horterada ochentera que me encantaba.



Un par de años después empezaron a aparecer complementos del fantástico estampado y no me lo pensé dos veces. Ese año mi padre me regaló para Navidad unos zapatos y una cartera de mano de leopard print. Puede que mañana tenga otros bajo el árbol.

Hay muchos modelos y  versiones de los zapatos aleopardados. Os dejo una pequeña selección de aquellos que me han llamado la atención, algunos por excéntricos, otros por maravillosos.


Peep Toe. Laura Amat.


Botín. Zara.

 

Blucher. Fosco.


Bailarinas. Pretty Ballerinas.


Salón de puntera. Zara.
Hoy me acostaré con la esperanza de que cualquiera de estos modelos sea mío mañana.