viernes, 31 de diciembre de 2010

Look Año Nuevo

Desde hace un par de semanas el monotema que nos ocupa a las adictas a la moda es el outfit escogido para comenzar el año.

Las tiendas se llenan de alternativas para ir espectáculares la noche del 31 de diciembre y las blogueras nos ponemos manos a la obra para aportar nuestro granito de arena.

No voy a ser yo quien os abrume con más propuestas. Seguro que ya tenéis vuestro look elegido. Puede que haya quien tenga incluso más de una opción. Y para las que aún no se hayan decidido, pueden jugar con su fondo de armario para lucir perfectas incluso a última hora.

Mi look de Año Nuevo es distinto a lo que os podéis esperar. Es el look que, año tras año, triunfa todos los unos de enero.

Cuando a las tres de la tarde, después de una larga noche de cotillón, serpentinas, bailoteos y alguna copita de más, abrimos tímidamente un ojo -aún con algún resto de rimel- y el estómago ruge como un león en celo, es la hora de hacer acto de presencia con la familia.

Después de toda la noche aguantando la dignidad con el modelazo de turno, pintando y repintando el morro cada vez que aparece un espejo y sorportando el insufrible dolor de pies causado por los tacones de diez centímetros que, a pesar de los consejos de nuestras madres, nos calzamos cada año, ¿qué hay mejor que  unos vaqueros cómodos y unas deportivas?




Cuando quiero estar cómoda siempre recurro a unos vaqueros . Los que he escogido para este look son unos Levi´s.

Mi sudadera favorita es una como ésta de I Love New York que compré en la Gran Manzana y me trae muy buenos recuerdos. Y de bajo me pongo cualquier camiseta básica como la de la imagen, de Stradivarius.

Cuando tengo los pies molidos después de una noche de fiesta subida en unos tacones siempre recurro a mis Converse que son como zapatillas.

Para finalizar el look, nunca me dejo el abrigo en casa, que ya se sabe que en enero hace mucho frío.

Y, por supuesto, no os olvidéis de las gafas de sol, nuestras mejores aliadas para camuflar las ojeras después de trasnochar. Éstas son unas Carrera.

Espero que os haya gustado mi propuesta, que paséis una Feliz Nochevieja, un buen día de Año Nuevo y un Felicísimo 2011.

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Diademas

A principios de otoño y después de pensármelo mucho, decidí hacer un cambio de imagen. Tras largos años con una incondicional melena fuí a mi peluquero y corté por lo sano.

La verdad es que salí encantada con mi nuevo corte bob a la altura de la barbila con la nuca despejada. Todo fueron ventajas, desde el ahorro en champús, mascarillas y, por supuesto, en tiempo, hasta la comodidad. El único inconveniente surgió cuando mi pelo se ponía rebelde y no podía echar mano de la socorrida coleta. Fue entonces cuando sucumbí a la moda de las diademas. Encontré en ellas un accesorio de tendencia con el que completar mis looks a la vez de un instrumento útil y cómodo que me ayudaba a controlar mi pelo.

Os dejo unas imágenes de las diademas que más he usado este otoño.

En denim con lazada a cuadros. De Bijou Brigitte.


Con flores nude de imitación de piel. De Stradivarius.


Con flores de gasa negra. De Stradivarius.


Básica:con dos tiras negras. De H&M.


Con doble lazada de raso con topos. De Stradivarius.


Con lacito de raso y encaje superpuesto. De Kiabi.


Con flor de leopard print rosa y negro. De Bijou Brigitte.



De plumas jaspeadas. De Stradivarius.


Mi debilidad son los lazos, me gustan para todo tipo de accesorios y complementos y no podían faltar en mis diademas. Me pasa lo mismo con el animal print, en especial el de leopardo. Pero lo que realmente me ha cautivado esta temporada son las plumas. Me voy atreviendo con ellas a pequeñas pinceladas pero estoy buscando la excusa perfecta para hacerme con un bolso o una falda plagada de glamurosas plumas. ¿Os apuntáis a esta tendencia?


domingo, 26 de diciembre de 2010

Artdeco. Perfect Teint Illuminator

Hoy quiero hablaros de un producto que no puede faltar en mi neceser: el Perfect Teint Illuminator de Artdeco Cosméticos.


Lo descubrí hace un par de años en Perfumerías Douglas. Como de costumbre, estaba estudiando el stand de Artdeco -¡me encanta esta casa!- y la dependienta se acercó a mí y me preguntó si conocía el iluminador. Cuando le dije que no, me invitó a probarlo y me lo aplicó sobre la ojera, en un sólo ojo. Cuando me miré al espejo me quedé perpleja. Había una gran diferencia entre ambos perfiles, uno denotaba cansancio y el otro no. Me convenció y me lo llevé a casa.

Se trata de un iluminador que se caracteriza por contener unas partículas reflectantes de la luz. Esto significa que a través de estas partículas la luz se refleja en la zona donde se haya aplicado el producto ocultando las sombras y aportando una lluminosidad muy natural.

Hay que tener en cuenta que se trata de un iluminador y no de un corrector de ojeras. Personalmente, después de probar muchos correctores, sin duda, me quedo con el iluminador.

Durante mucho tiempo estuve obsesionada con camuflar mis ojeras con corrector, hasta que me dí cuenta de que era imposible. Mi problema es que tengo la ojera bastante marcada y muy hundida. Descubrí que el corrector acentuaba las arrugas de expresión bajo mi ojo y las ojeras seguían marcadas. Sin embargo, con el iluminador esas arruguitas no se marcan porque tiene una textura muy ligera. Además disimula el hundimiento de mi ojera gracias a  los contrastes de la luz y me proporciona mejor aspecto gracias a su facultad iluminadora.





En la imagen podéis apreciar como, una vez extendido el iluminador, se han camufaldo las rojeces y la piel se ve más uniforme.

El Perfect teint illuminator viene presentado en un tubo negro con un pequeño pincel en la punta.


El producto sale entre las cerdas del pincel al girar la parte trasera del cilindro.


Para aplicarlo pongo pequeños puntos del producto a lo largo de la ojera. Al principio esparcía el producto a toquecitos con la llema del dedo anular. Ahora lo hago con una brocha de Coastal Scents del mismo modo, extendiendo el Perfect teint a toques con la brocha, nunca arrastrando el producto. La única diferencia es que con la brocha, al ser algo más grande, lo hago más rápido.


Lo uso practicamente a diario. En invierno lo aplico sobre la base de maquillaje. En verano cubro la ojera con el iluminador, me hecho los polvos de sol y mi cara ya luce un aspecto más radiante.

Además podéis aplicarlo en las aletas de la nariz y alrededor de los labios para aportar volumen y luminosidad al rostro.

Su precio,más asequible que el de iluminadores similares de otras casas, ronda los 15€ y aunque no he conseguido encontrar la cantidad de producto que contiene, lo que puedo deciros es que, usándolo prácticamente a diario, me dura unos seis meses.

Como no puedo vivir sin él, siempre tengo uno de respuesto. Estoy convencida de que si lo probáis, no podrá faltar en vuestro tocador.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Christmas Looks

Habitualmente este mes está plagado de compromisos: la cena de la empresa, la de las chicas, con la pandilla de tu chico, con la familia... Pero también es un mes con muchos gastos y a veces, aunque queramos, no podemos estrenar modelito para cada acontecimiento.

Hoy os traigo dos looks partiendo de unas prendas  muy accesibles, de esas que todas podemos tener en el armario.  A partir de ahí he variando los complementos para obtener dos resultados muy diferentes y actuales.



Para las salidas nocturnas mi color fetiche es el negro y las tres prendas que forman estos looks no podían ser de otro  color.

La camiseta, de Pimkie, es muy básica pero las mangas abullonadas de encaje le darán un aspecto romántico a nuestro look.

Una falda negra no puede faltar en nuestro fondo de armario. Sea cual sea su hechura, la podremos reinventar a pesar del paso del tiempo. Ésta de Zara nos ayudará a marcar cintura a la vez que nos dará volumen gracias a las tablas.

La cazadora de piel supone un contraste que nos ayudará a  darle un aire más desenfadado a nuestra imagen. Ésta es de Pepe Jeans pero seguro que todas tenéis una similar a la que sacarle partido.

En los complementos de este look predomina el atractivo leopard print y el color dorado. Los botines de Westrags son sencillamente perfectos y el bolso de mano de Zara es su compañero ideal.

Para completar el look podemos optar por unas pulseras doradas y una horquilla para el pelo como esta de Dayaday en forma de hoja.



En nuestra segunda opción usaremos complementos con matices plateados.

En este outfit marcaremos aún más la cintura con este cinturón tipo fajín bordado con abalorios de Sfera.

Los zapatos, unos peep toe con lazo de Stradivarius, son más discretos que en el look anterior porque en este caso la protagonista indiscutible es la cartera de mano de plumas, también de Sfera.

Para finalizar el look podéis añadirle una pulsera plateada como la de la imagen de Dayaday y unos ganchos para el pelo que podréis encontrar en Stradivarius.

Respecto a las medias, sin duda, para ambos looks elegiría unas de piel de gato, que le darán el toque más festivo a nuestro aspecto.

Esta es tan sólo una propuesta para conseguir outfits diferentes usando prendas de nuestro fondo de armario y estar a la última con unos complementos versátiles. 


domingo, 19 de diciembre de 2010

Christmas Wish List

Meses antes de que empiece la Navidad comienzo a elaborar mi particular carta a los Reyes Magos.

Me gusta pensar en los regalos de Navidad como en una inversión y comprar cosas que realmente necesito o a las que le voy a sacar provecho. Lo cierto es que no soy demasiado original y siempre tengo en mente los mismos regalos.

Año tras año me gusta hacerme con un buen par de zapatos. Estas navidades me conformaría con cualquiera de estos modelos de Laura Amat.

Blucher de ante bicolor

 Peep toe de animal print en piel de potro

Angelito de punta en ante morado

Son todos muy distintos pero cada uno tiene algo especial. Dentro de que no son zapatos para todos los días creo que pueden ser muy versátiles y adapatarse a looks muy diferentes.

Otro de mis incondicionales en la lista de deseos son las joyas y los relojes. El estilo de este Guees dorado encaja a la perfección en la tendencia que sigo ultimamante.


Guees Watch W13545 

Los perfumes no pueden faltar. A pesar de que llevo prácticamente desde la adolescencia siéndo fiel a un mismo perfume, me gusta intercalar con otros para no dejar de apreciar los olores. Este año me gustaría probar con dos perfumes que, aunque me encantan, nunca he usado: Chance de Chanel o Parisienne de YSL.





Tampoco me puedo resistir a incluir en la lista algo de maquillaje. Los regalos de Reyes son la excusa ideal para adquirir alguna de esas originales paletas de sombras con packaging caprichoso que a veces llegan a convertirse en piezas fetiches de las coleccionistas del make-up. En este momento me vienen a la cabeza dos paletas de Urban decay con colores muy ponibles y múltiples combinaciones: Ammo Palette y Vegan Palette.


 Urban Decay Ammo Palette Eyeshadow

 Urban Decay The Vegan Palette Eyeshadow

Para las que como yo, sois amantes de las últimas tendencias tecnológicas podríamos optar por el IPhone 4.



O también por un práctico y coqueto netbook. Yo me quedo con este último.


 Ultra tihn netbook Asus Eee Pc 1008HA

Esta es mi lista de deseos. Seguro que vosotras también habéis hecho la vuestra y Papá Noel y los Reyes Magos serán generosos y cumplirán vuestros deseos estas Navidades.


jueves, 16 de diciembre de 2010

The Gold Fever

Recuerdo que hace unos años, en una de esas tardes prenavideñas en las que calles y comercios se llenan de luces y todos salimos a pasear atraídos por la fiebre consumista, ojeando escaparates me detuve sorprendida a contemplar una joyería.

Aunque resulte extraño, nunca antes lo había hecho. Sólo miraba los relojes, otra de mis adicciones, que junto a la de los zapatos, le debo a mi padre.

Aquel día, a través del vidrio, descubrí las piezas amarillas, retorcidas, brillantes. Hasta entonces el oro amarillo me evocaba señoras de sesenta años y recuerdos de primera comunión. Ahora veía diseño, estilo, arte. Analicé cada uno de los detalles de las piezas, sus texturas, sus filigranas.

Por aquellos días estaba siguiendo Sex and the City y cuando por la noche me puse a ver la serie, empecé a fijarme en las famosos aros de Carrie con su nombre en horizontal, en su gargantilla -también con su nombre-, en su reloj, en las criollas entorchadas de Amanda que, por cierto, también he visto ultimamente a Carmen Lomana. Todo de oro amarillo.

Mi particular fiebre del oro había comenzado. Ese año, mi regalo de reyes fueron unas criollas lisas de oro amarillo que se han vuelto imprescindibles en mi joyero.


A veces pienso que, por el bien de mi economía, habría sido mejor no haber descubierto el oro. Lo que hago es  reservar la compra de joyas para ocasiones especiales así, además de dolerme menos el gasto, siempre asocio la pieza a un momento especial de mi vida dándole un valor sentimental añadido.  Además me consuelo pensando eso de que las joyas son para toda la vida  porque si la cuidas una joya puede mantenerse casi intacta per saecula saeculorum.

Desde aquella tarde he ido, poquito a poquito, haciéndome con mi pequeña colección de piezas de oro. También he apostado por hacerme con accesorios y bisutería dorados.



Hace dos años, cuando comenzó la tendencia de los relojes retros dorados pensé que estaba hecha a mi medida.


Las piezas que más me gustan son, sin duda, las sortijas. Hace tiempo que tengo dos caprichos que sé que serán difícilmente satisfechos: la sortija Aqua de Carrera y Carrera y la Trinity de Cartier, que combina los tres oros: amarillo, blanco y rosa.




Para terminar mi entrada os dejaré unas fotos de un vestido que me dejó boquiabierta. Lo saca Kylie Minogue en el video-clip de su último single: Get outta my way.



Os sugiero que veáis este vídeo. Además de encantarme la canción porque es de esas que al escucharla se te pone una sonrisa en la cara y te llena de energía, Kylie Minogue está espectacular.

jueves, 9 de diciembre de 2010

Too Faced. Galaxy Glam Eyeshadows

El invierno pasado me acerqué una tarde a Sephora y husmeando entre tantos cosméticos  estas sombras captaron mi atención.

Me sorprendió principlamente la disposoción de los colores, intercalados como en la Vía Láctea y su packaging en forma de cúpula plateada. Su precio me pareció excesivo y  me fuí a casa sin ellas. Pero aquellas sombras se quedaron rondando mi cabeza y empecé a investigar para conseguirlas algo más econónicas en internet. Y por fin lo conseguí.

Se trata de unas sombras individuales que vienen presentadas en unas cajas redondas de metal plateado con una ventana superior de plástico transparente.


Son muy características y su nombre, Galaxy Glam, es más que acertado porque sus colores se entremezclan como un remolino galáctico. Tienen un color base: marrón o negro y betas en otro color. Al coger el producto ambos colores se mezclan y las betas le aportan diferentes destellos iridiscentes a la sobra base.


Lo fantástico de estas sombras es que el color varía sutilmente sus matices cada vez que lo utilizas. Al aplicar el producto puedes elegir por coger más o menos cantidad del color de la beta y así el tono de la sombra cambiará en cada uso.

Se trata de sombras de colores vivos, muy pigmentadas y de larga duración. Basta  con coger poco producto y se trabajan muy facilmente. Las he usado bastante y siguen como nuevas.

Hay ocho colores disponibles. Yo me quedé con cuatro, los que me parecieron más ponibles: Magenta Moon, Amber Asteroid, Mocha Meteor y Shooting Star.

La Magenta Moon es de base marrón combinada con morado. Aunque en la web de Too Faced describen el color como magenta (en la gama de los fucsias) yo diría que se acerca al berenjena, incluso a un marrón con destellos malvas.




La Amber Asteroid también es de base marrón y está combinado con un dorado ámbar. Cuando mezclas las betas obtienes un color dorado oscuro.



La Mocha Meteor, de base marrón, es la que tiene un color más homogéneo, claramente cobre.



Por último, la Shooting Star, de base negra, me parece la más espectacular. Al mezclarla obtienes, más que un dorado, un negro con brillos dorados.



Me gusta usar estas sombras en la banana para dar profudidad al ojo porque son colores muy intensos. Elijo un color más suave, en la misma gama, para el párpado móvil. Así, por ejemplo, si utilizo la Magenta Moon en la cuenca, opto por un malva claro en el párpado móvil. Y si uso la Shooting Star la combino con un dorado. Pero también son estupendas para hacer ahumados utilizando como base una sombra en crema negra,marrón e incluso morada.

Éstas son las que yo he elegido, pero tenéis otros cuatro colores más que podéis ver en la página de Too Faced.